[ad_1]

Llegó el mes de diciem­bre y con éste una época que deslumbra la vista con decoraciones característi­cas, únicas y especiales pa­ra conmemorar la Navidad. Sin embargo, en este año se evidencia una fría espe­ra de estas festividades en sectores del Gran Santo Do­mingo. Al menos en los sec­tores: Los Mameyes, Villa Juana, Villa Francisca, San Carlos y Villa Consuelo las decoraciones tradicionales que elaboran los moradores de manera colectiva en al­gunas calles se notaron au­sentes hasta el día de ayer.

En años anteriores, para esta fecha ya las calles de es­tos barrios lucían adornadas con tubos que traspasaban las calles en forma de arco y junto a ellos colgaban luces de todos colores con bolas navideñas y unos que otros adornos para complementar la decoración.

Forraban los postes de luz con cintas, elaboraban ador­nos reciclables, fabricaban arbolitos con botellas de cris­tal o plásticas y también los destacados arboles con reta­zos de fundas o neumáticos.

Durante un recorrido rea­lizado por LISITN DIARIO solo se constató la presencia de un arbolito instalado en el parque denominado Las Canquiñas ubicado en la ca­lle 37 de Cristo Rey de esta capital decorado con luces in­termitentes verde y roja.

Estaba elaborado con dis­cos de radio (CD) y en la par­te frontal tenía una pequeña ventana donde se lograba observar el nacimiento del niño Jesús, rodeado de luces de tonos amarillosy dorado.

Los demás alrededores se observaron desiertos sin mo­vimientos de tener en planes una decoración especial en su barrio.

Aunque en algunas vi­viendas, especialmente se utilizan otros recursos para complementar con adornos alusivos a la navidad: arboli­tos sencillos con su respecti­va estrella en la cima, corona de adviento con flores rojas, en ocasiones personalizadas y creadas a su manera con re­cursos decorativos e incluso reciclables.

SEPA MÁS

La tradición


Adornos grandiosos, pe­queños, discretos y otros exagerados, así lucen al­gunas de las decoraciones navideñas que suelen ins­talarse tradicionalmente para manifestar la llegada de festividades navide­ñas. Ahora solo se perci­ben decenas de luces led o bombillitos, en decenas de residencias del Gran Santo Domingo para saciar el es­píritu navideño.

“Yo lo hago porque me gusta esta época y me siento bien decorando”, dijo Runilda, observan­do la decoración de su vi­vienda.

Las extensiones lumíni­cas de color rojo y verde son los que más predo­minan en la parte frontal de las casas, sin embargo, algunas familias prefieren arriesgarse y crean diseños extravagantes mezclando diversos tonos y acaparan­do toda la atención de los vecinos. Otros ciudada­nos se van a lo sencillo y se limitan a las exteniones.



[ad_2]

Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here