[ad_1]

La jueza de Atención Permanente del Palacio de Justicia de Barahona, María Consuelo Valenzuela, aplazó la audiencia de conocimiento de medida de coerción en contra de agentes suspendidos de la Policía Nacional, acusados de robar un cargamento de droga y armas de fuego.

La jueza otorgó un plazo de una semana a la defensa de los imputados porque alegó no haber tenido tiempo para estudiar el expediente de solicitud de medida de cautelar.

El Ministerio Público pide que el caso sea declarado complejo y 18 meses de prisión preventiva para el cabo Esteban Armando Féliz Batista (Chatica), sargento Oscar Andrés Valentín Jiménez (Oscalito), rasos Iván Féliz Volquez y Carlos David Pimentel Cuevas (Cabezón), así como del capitán Rafael Amaurys Medina Pérez (Patú), y los sargentos Frainel Féliz (Bambí), Jorge Ramón Alcántara Urbáez (Sargento Alcántara), Jordany Cuevas Méndez (Yoda), Miguel Ángel Féliz Féliz (Argenis), el cabo Juan Carlos Medina Méndez (Pelo Fino) y el raso Junior Geraldo García.

El órgano persecutor establece en su expediente que el pasado 28 de agosto, el cabo Esteban Armando Féliz Bautista mencionó el nombre de al menos 10 agentes que supuestamente recibieron la notificación de la llegada de un cargamento de droga en las costas de Las Salinas de Villa Central, Barahona, para realizarle un tumbe a los traficantes.

Al menos “400 kilos de cocaína” es lo que se contabiliza como lo repartido entre los imputados, además de un fusil y tres pistolas marca Glock. Solo el fusil ha sido incautado por las autoridades.

Los investigadores señalan que la droga habría sido vendida a narcotraficantes, que son perseguidos con órdenes de arrestos.

Este hecho se destapó luego de que el cabo Esteban Armando Féliz Bautista fue secuestrado y agredido el pasado tres de noviembre para que entregara el dinero por la venta de la sustancia alucinógena. Tras ser rescatado por las autoridades, reveló la transacción clandestina.

Por el rapto a Féliz Bautista también fueron sometidos a la justicia cuatro personas, para quienes el órgano persecutor del crimen pidió igualmente 18 meses de prisión preventiva y que el proceso sea declarado complejo.

Están imputados por el secuestro los miembros de la Policía Wellington Ferreras, Jonathan Pérez, Cherilyn Suero Medina, así como el civil Jorge Luis Díaz.

El Ministerio Público indicó que los imputados del tumbe violaron los artículos 2656, 266 y los siguientes del Código Penal Dominicano 66 y 67 de la ley 631-16 sobre Armas, 4, 5, 28 y 60 de la Ley 50-88 y 2-7 de la ley 155-17 sobre Lavado de Activos. Además, solicitará al tribunal que la reclusión de los imputados sea en la Cárcel de Operaciones Especiales en Manoguayabo.

[ad_2]

Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here