Hay 227 lanzadores dominicanos que han abierto partidos en las Grandes Ligas. De ellos, a solo 11 se les ha entregado la pelota para hacerlo en una Serie Mundial y apenas a tres se les encargó el primer partido: José Rijo (Rojos, 1990), Juan Guzmán (Azulejos, 1993) y Edinson Vólquez (Reales, 2015).

Framber Valdez se unirá esta noche a esos exclusivos círculos, con la oportunidad de ampliar más capítulos de su interesante historia de vida, una de esas que sirven para guión de películas.

Los Astros mandan al montículo a Valdez, que se convertirá en el primer zurdo criollo en abrir en el Clásico de Octubre, ante los Bravos de Atlanta cuando este martes (8:09 pm) se abra el telón de la etapa final de la campaña, en el Minute Maid Park, de Houston.

Valdez, nacido en Sabana Grande de Palenque en noviembre 1993, pudo firmar desde 2010, pero los rayos X revelaban una sombra en su brazo que no auguraba una carrera larga y estropeó varias ofertas. Hasta que en marzo de 2015 (ya con 21 años) el escucha Román Ocumárez “se las jugó” y le reclutó por un bono de US$10,000, un año donde también arriesgó cifras similares en los derechos Cristian Javier y Enoli Paredes, quienes también alcanzaron el Big Show con la novena texana.

El desarrollo del trío fue meteórico con Valdez en la delantera, que le permitió aterrizar en la Gran Carpa en 2018 con 37 entradas de 2.43 de efectividad. La regularidad la consiguió en la recortada campaña 2020 y en los entrenamientos de marzo se lastimó un dedo de la mano izquierda con un rodado de Francisco Lindor, que le hizo perder el mes de marzo.

Terminó la campaña con 11-6 y 3.14 de ERA en 134 episodios de 125 ponches.

Un brazo de bajo costo (gana US$637,000) que ha ayudado a mitigar la baja de Justin Verlander llega como la principal figura dominicana a esta edición, con unos Astros ansiosos de lograr una corona que quite el asterisco de aquella primera alcanzada en su historia (2017), salpicada por el escándalo de robos de señas a través de un sofisticado esquema cuyas consecuencias terminaron con la carrera del arquitecto del equipo, el gerente Jeff Luhnow.

Valdez viene de necesitar 93 lanzamientos para limitar a solo tres hits y una vuelta, con cinco ponches, a los Medias Rojas en el quinto partido de la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

Entre 2020 y 2021 en playoffs ya ha trabajado 39 capítulos de 39 ponches y efectividad de 2.77.

Rijo, Guzmán y Vólquez salieron campeones cuando abrieron la Mundial para sus equipos. Los Astros también tienen en su plantilla a Javier y al cuarto jardinero José Sirí.

Son los Astros cuya ofensiva descansa en el venezolano José Altuve, el puertorriqueño Carlos Correa, los cubanos Yordan Álvarez y Yuli Gurriel y el estadounidense Kyle Tucker. ¿Será el año de Dusty Baker, quien vuelve 19 años después?

Sin criollo

Los Bravos que dominaron la Liga Nacional en la década de 1990 van a su primera Serie Mundial en este siglo. Desde 1999 en Atlanta no se avanzaba a esta etapa y esta vez llegan contra vientos y mareas. El equipo de Georgia perdió en la campaña por lesión a una de sus estrellas, el venezolano Ronald Acuña Jr., y al también jardinero dominicano Marcell Ozuna, suspendido por un episodio de violencia doméstica.

La carga ofensiva de la novena dirigida por Brian Snitker recayó en el infield, con el antesalista Austin Riley, el inicialista Freddie Freeman, el intermedista Ozzie Albies y el torpedero Dansby Swanson combinados para 121 cuadrangulares y 384 carreras remolcadas. Desde el montículo, correspondió la épica a Max Fried, Charlie Morton, Ian Anderson y Drew Smyly con Will Smith cerrando los partidos.

El derecho Huáscar Ynoa comenzó la campaña en la rotación, pero golpeó la pared del dugout, molesto por un pobre desempeño en mayo, se rompió la mano derecha, una lesión que lo sacó de juego hasta mediados de agosto. En los playoffs solo tiró una entrada, ante los Cerveceros en la serie divisional, y ha quedado fuera para la Serie Mundial.



Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here