Un hombre armado con un arco y flechas ha matado este miércoles a varias personas en Kongsberg, en el sureste de Noruega, antes de ser detenido, según ha anunciado la policía. “Lamentablemente, podemos confirmar que hay varios heridos y también varios muertos”, ha explicado Oeyvind Aas, agente de la policía local en una rueda de prensa, sin especificar el número exacto de víctimas ni el motivo del ataque. La televisión pública del país, NRK, cifra los muertos en al menos cuatro.

“El hombre que cometió este acto fue detenido por la policía y según lo que sabemos hasta el momento, solo hay una persona implicada”, ha añadido Aas. El ataque ha tenido lugar en “una gran área” de Kongsberg, un municipio de alrededor de 28.000 personas, informó la policía. Según apuntan algunos medios locales, el detenido comenzó a disparar las flechas desde el interior de un supermercado de la cadena Coop Extra, en el oeste de Kongsberg. Las autoridades ordenaron al resto de clientes que se mantuvieran en el interior del centro.

Los heridos fueron trasladados a los hospitales cercanos y hasta el lugar de los hechos se desplazaron decenas de vehículos de emergencia como ambulancias, coches de policía y hasta dos helicópteros, según la prensa local.

La policía noruega ha apuntado que el individuo recorrió varias zonas atacando a gente antes de ser detenido. El Ayuntamiento de Kongsberg ha habilitado un centro de acogida para los afectados y ha movilizado a un equipo de crisis para afrontar la situación.

Agentes de policía investigan el centro de Kongsberg, Noruega, después de un crimen violento, este miércoles.DPA vía Europa Press (Europa Press)

La policía ha ordenado a todos sus agentes en el país de forma inmediata que porten armas. Normalmente, la policía noruega va desarmada, aunque tiene acceso a pistolas y fusiles si los necesita.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

De acuerdo con el tabloide VG, los servicios de inteligencia noruegos (PST) han sido informados de los hechos, aunque la policía considera aún que es demasiado pronto para saber si se trata de un atentado terrorista. La ministra de Justicia y Seguridad Pública de Noruega, Monica Maeland, está al tanto de lo ocurrido.

El ataque se produce diez años después de la mayor matanza que ha vivido Noruega. El 22 de julio de 2011, Anders Breivik asesinó a 77 personas. El autor, un neonazi antimusulmán que dijo actuar en nombre de la lucha contra el multiculturalismo y la “invasión musulmana”, detonó una furgoneta bomba a las afueras de la sede del Gobierno que dejó ocho víctimas mortales. Más tarde protagonizó un tiroteo en Utoya, una isla cercana en la que se celebraba un encuentro de la sección juvenil de Partido Laborista. Allí asesinó a 69 adolescentes que participaban en este encuentro.

[Noticia de última hora. Habrá actualización en breve]

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.





Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here