[ad_1]

(CNN) — El presidente Joe Biden dijo este miércoles que las nuevas estadísticas de inflación que muestran que los precios en Estados Unidos están subiendo más que en 30 años son la prueba de que hay «más trabajo que hacer antes de que nuestra economía vuelva a la normalidad».
«La inflación perjudica el bolsillo de los estadounidenses, y revertir esta tendencia es una de mis prioridades principales», dijo Biden en un comunicado difundido por la Casa Blanca.

A pesar del fuerte repunte económico de los últimos meses, con un crecimiento récord del empleo, un aumento de los salarios y un mercado bursátil al alza, muchos estadounidenses tienen un sentimiento negativo sobre el estado de la economía, ante los elevados precios de la gasolina y otros productos de uso cotidiano a medida que se acerca la temporada navideña. Una encuesta de CNN publicada esta semana muestra que más de un tercio de los estadounidenses dicen que la economía es el problema más urgente al que se enfrenta el país, y el 52% de los estadounidenses desaprueban el trabajo que está haciendo Biden como presidente.

La inflación de los precios al consumo en Estados Unidos volvió a subir en octubre, según informó el miércoles la Oficina de Estadísticas Laborales. En los últimos 12 meses, los precios subieron un 6,2%, el mayor incremento desde noviembre de 1990.

Si se excluyen los precios de los alimentos y la energía, que suelen ser más volátiles, el índice subió un 4,6% en el mismo periodo, el mayor aumento desde agosto de 1991. El índice general de precios subió un 0,9% tan solo en octubre, ajustado por las variaciones estacionales, mucho más que el 0,6% previsto por los economistas y que eclipsa el aumento algo más moderado del 0,4% de septiembre.

Excluyendo los alimentos y la energía, los precios subieron un 0,6% el mes pasado, más que en septiembre.

«La mayor parte del aumento de los precios en este informe se debe al aumento de los costos de la energía, y en los pocos días transcurridos desde que se recogieron los datos para este informe, el precio del gas natural ha bajado», dijo Biden en el comunicado. «He dado instrucciones a mi Consejo Económico Nacional para que busque los medios para intentar reducir aún más estos costos, y he pedido a la Comisión Federal de Comercio que responda a cualquier manipulación del mercado o el fraude en los precios en este sector».

Y continuó: «Otras subidas de precios reflejan la lucha actual por restablecer el buen funcionamiento de la economía en la reanudación: hoy viajo a Baltimore para enfatizar cómo mi proyecto de ley de infraestructuras rebajará estos costos, reducirá estos cuellos de botella y hará que los bienes estén más disponibles y sean menos costosos. Y quiero volver a insistir en mi compromiso con la independencia de la Reserva Federal para controlar la inflación y tomar las medidas necesarias para combatirla».

El miércoles, en el puerto de Baltimore, Biden destacará las disposiciones del recién aprobado plan bipartidista de infraestructuras destinado a aliviar los problemas de la cadena de suministro en los puertos que podrían ayudar a aliviar la inflación. Biden aún no ha firmado el proyecto de ley, pero la Casa Blanca ha señalado que lo hará en una ceremonia cuando el Congreso vuelva del receso la próxima semana.

En su declaración, Biden reiteró sus llamamientos al Congreso para que apruebe su amplia agenda económica y climática y destacó el descenso de seis semanas consecutivas en las nuevas solicitudes de subsidio de desempleo.

«Avanzamos en nuestra recuperación. El empleo ha aumentado, los salarios han subido, el valor de las viviendas ha aumentado, la deuda personal ha disminuido y el desempleo ha bajado», afirmó Biden. «Tenemos más trabajo que hacer, pero no hay duda de que la economía sigue recuperándose y está en mucha mejor forma hoy que hace un año».

[ad_2]

Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here