[ad_1]

Actualizado

A pesar del ejemplo del presidente, la gran mayora de los brasileos se vacuna de forma entusiasta

Bolsonaro se quita la mascarilla durante un acto en Sao Paulo.
Bolsonaro se quita la mascarilla durante un acto en Sao Paulo.CARLA CARNIELREUTERS

Despus de mucho tiempo escurriendo el bulto, finalmente el presidente brasileo Jair Bolsonaro lo ha dicho alto y claro: no piensa vacunarse contra el covid-19. Hasta ahora, el lder de la extrema derecha deca que sera el ltimo brasileo en vacunarse, que quera esperar porque no sera justo ‘robarle’ a alguien ms necesitado esa oportunidad.

No obstante, este mircoles, en una entrevista con la radio Jovem Pan dijo lo siguiente: «Sobre las vacunas, decid que no me voy a vacunar. Estoy viendo nuevos estudios. Mi inmunidad est all arriba, para qu me voy a vacunar? Sera lo mismo que jugar diez reales a la lotera y ganar dos. No tiene sentido», afirm.

Bolsonaro asegur que l no est en contra de las vacunas y lo justific diciendo que el ao pasado autoriz dedicar 20.000 millones de reales (ms de 3.100 millones de euros) a la compra de inmunizantes, y que ahora la mayora de brasileos ya recibi al menos una dosis. No obstante, aadi que hay un «ansia» en comprar vacunas e insinu que detrs de la exigencia del ‘pasaporte covid’ que estn implantando otras autoridades hay intereses de los laboratorios.

«Ahora bien, exigir vacuna, me parece que eso huele a mercado. Para m la libertad est por encima de todo. Si el ciudadano no quiere vacunarse est en su derecho y punto final», zanj.

A lo largo de la pandemia, Bolsonaro puso en duda la eficacia y seguridad de las vacunas en repetidas ocasiones. Se burl de la vacuna de Sinovac («no quiero quejas si la gente se convierte en caimn», lleg a decir) e ignor durante meses las peticiones de Pfizer, que estaba ofreciendo decenas de millones de vacunas a Brasil.

Si hubieran llegado antes, las vacunas hubieran evitado muchas de las ms de 600.000 muertes que la pandemia ya dej en el pas.

La dejadez a la hora de salir en busca de vacunas es uno de los puntos centrales de la investigacin llevada a cabo en los ltimos meses por una comisin especial del Senado sobre los posibles delitos cometidos por el Gobierno en la gestin de la pandemia. El informe final se publicar la semana que viene, y se espera que Bolsonaro sea acusado de varios delitos contra la salud pblica.

El presidente de Brasil es uno de los pocos lderes mundiales que no se ha vacunado contra el covid-19. La mayora lo hicieron pblicamente, para incentivar a la poblacin. A pesar de todo, el negacionismo de Bolsonaro no cal entre los brasileos, que abrazaron de forma masiva la campaa de vacunacin. A diferencia de otros pases, en Brasil el movimiento anti-vacunas es prcticamente inexistente.

Segn los datos ms recientes del Ministerio de Salud, el 72% de la poblacin recibi al menos una dosis de la vacuna y el 47% est totalmente inmunizada. Los ndices varan bastante en funcin de la regin. En el estado de Sao Paulo, por ejemplo, (con una poblacin similar a la de Espaa) el 81% de la poblacin ya est totalmente protegida.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más



[ad_2]

Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here