[ad_1]

Los Centros de Atención In­tegral para la Discapacidad (CAID) constituyen en con­junto uno de los proyectos más importantes del Estado en materia de evaluación, diagnóstico y rehabilitación de infantes entre cero y 12 años con Autismo, Paráli­sis Cerebral y Síndrome de Down.

Además de brindar aten­ción a niños con condicio­nes especiales, estos centros se proponen mejorar su ca­lidad de vida, así como tam­bién la de su entorno fami­liar y social.

En la actualidad hay tres CAID en funcionamiento. El primero fue inaugurado por el entonces presiden­te Danilo Medina en el año 2013 en el municipio San­to Domingo Oeste, allí tam­bién se encuentra su sede. Los otros dos se ubican en las provincias Santiago de los Caballeros y San Juan de la Maguana.

Cómo ingresan

Su director nacional Hen­ry Rosa explicó, durante una entrevista concedida a periodistas de Listín Dia­rio, cuál es el procedimien­to que agotan los padres pa­ra traer a sus hijos a recibir atención.

“Cuando se reciben a las familias, lo primero que se hace es un proceso evalua­tivo del menor, donde inter­vienen pediatras, fisiatras, psiquiatras y especialis­tas en nutrición. Esa eva­luación derivará estudios, pruebas y análisis que ayu­darán a determinar cuál es la condición del niño”, ex­puso.

Con respecto al diagnós­tico inicial, Rosa sostuvo que en la mayoría de los casos, los padres no tienen certeza de lo que tiene el niño, sino que más bien acuden al CAID cuando notan algún tipo de comportamiento o desarrollo irregular en su hijo o hija.

“El 90% de las familias que ingresan aquí son de ni­vel económico bajo” manifes­tó, por lo que una vez las fa­milias acuden al centro y se evalúa al infante, proceden a determinar su condición eco­nómica para determinar cuá­les servicios puede o no pa­gar. Asimismo, precisó que en caso de no poseer recur­sos, muchas veces es el cen­tro que asume los gastos.

Cuando culmina la eva­luación se determina, depen­diendo de las necesidades del niño, las terapias que requie­re su condición y los horarios en que las tomarán.

Impacto

Actualmente hay 4,216 ni­ños menores de doce años distribuidos en los tres cen­tros CAID del país, siendo el de Santo Domingo Oeste el de mayor concentración de casos. Solo el 70% de esa ci­fra corresponde a meno­res diagnosticados con Tras­tornos del Espectro Autista (TEA).

Entre los servicios que ofrece se encuentran: tera­pia física, acuática, ocupa­cional, del habla y del len­guaje, musicoterapia, terapia conductual, cognitiva, entre otras. Todo esto aunado a la asistencia psicológica tanto para los niños como para los miembros de su familia.

“Un regalo del cielo”. Así describe al CAID Hilda Ta­veras, madre de Liam, de 4 años, recientemente diag­nosticado con Autismo que recibe atención semanal­mente en este centro. “La la­bor que realiza el centro es extraordinaria, en muy poco tiempo he visto avances en mi niño”, aseguró.

Tanto ella como, Julissa Suriel, manifestaron sentir­se “agradecidas” con el tra­to y la dedicación de todo el personal para con sus hijos. Testimonios como los de esas madres son repetitivos en los pasillos del recinto, donde con sonrisas y palabras cá­lidas son atendidos por los médicos, terapeutas y enfer­meras cada día cientos de ni­ños con diversas discapaci­dades.

Cabe destacar que la aten­ción a cada niño es indivi­dual, salvo algunas excep­ciones de terapias donde el niño requiere interactuar con otros infantes, explicó Yahila De Peña, coordinado­ra interina del recinto CAID Santo Domingo Oeste

Henry Rosa es director na­cional del CAID desde agosto de 2021.

A partir de entonces, se ha enfocado en una reestructu­ración del centro en procura del mejoramiento de los ser­vicios que ofrecen a las fami­lias.

Planes del centro

Entre los planes próximos pa­ra el CAID se encuentra insta­lar un departamento de asis­tencia social donde se le dé acompañamiento a los pa­dres durante todo el proceso de rehabilitación de los niños e incluso después de que este concluya.

Asimismo, se proponen fir­mar convenios con el Servi­cio Nacional de Salud (SNS) y las asociaciones de labora­torios de diagnóstico del país para facilitar la realización de estudios a los infantes que in­gresan.

Sobre el personal médico con el que cuentan, el Con­sejo Administrativo del CAID busca integrar neurólogos en el equipo y dividir las jorna­das de trabajo en dos tandas para que otros profesiona­les de la salud puedan ofre­cer sus servicios en el centro. “Queremos expandir la red con otras fundaciones aso­ciaciones y centros que velan y luchan por los derechos de los niños con discapacidad”, aseveró.

El CAID de SDE

Este programa ha im­pactado positivamente la vida de miles de fami­lias, al punto de que se volvió necesario expan­dir el centro hacia otras zonas de la capital para poder atender otros ca­sos. Los padres de niños en condiciones especia­les que residen en Santo Domingo Este deben re­correr largas distancias, generando un alto costo de transporte, para que sus hijos reciban las te­rapias en el CAID de la avenida Luperón. Rosa María Henríquez toma el metro y un autobús todas las semanas para traer a su nieto de nueve años a recibir sus tera­pias. “Quiero hacerle un llamado al presidente Abinader y a la primera dama para que por favor abran el centro de San­to Domingo Este, el gas­to en transporte es in­sostenible y yo no quie­ro que mi nieto deje de venir, porque este centro lo ha ayudado mucho”, sostuvo.



[ad_2]

Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here