[ad_1]

Nueva York (CNN Business) — Los clientes de Chick-fil-A que quieran comer en el restaurante el fin de semana de Navidad de este año estarán decepcionados. La cadena de pollos estará cerrada el día de Navidad, que cae sábado, además del domingo siguiente.

Tradicionalmente, Chick-fil-A cierra en Navidad. Pero debido a la fecha en que cae la festividad este año, los aproximadamente 2.600 locales del restaurante en EE.UU. estarán cerrados durante dos días seguidos. Volverán a abrir el lunes 27 de diciembre.

Chick-fil-A cierra sus restaurantes los domingos debido a que sus propietarios son cristianos devotos.

Las creencias de su propietario han suscitado polémica en el pasado. Por ejemplo, el director general Dan Cathy dijo en 2012 que la empresa apoya «la definición bíblica de la unidad familiar.»

En una entrevista de 2018 con un canal de televisión local de Atlanta, Cathy reiteró su posición sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo, pero dijo que no es antigay. Desde entonces, la empresa ha tratado de distanciarse de su postura poco solidaria con la comunidad LGBTQ+.

En 2019, Chick-fil-A hizo importantes cambios en su fundación benéfica, poniendo fin a las donaciones a dos organizaciones que han sido criticadas por ser anti-LGBTQ+: el Ejército de Salvación y la Asociación de Atletas Cristianos. Ambas organizaciones han adoptado posturas controvertidas sobre la homosexualidad y el matrimonio entre personas del mismo sexo.

En un post del blog del año pasado, Chick-fil-A dijo que los restaurantes de la cadena estarán abiertos en la víspera y el día de Año Nuevo, incluyendo este año porque son el viernes y el sábado, respectivamente.

[ad_2]

Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here