La actriz Cameron Díaz, en un fotograma de la película 'Algo pasa con Mary' (1998). GTRESONLINE
La actriz Cameron Díaz, en un fotograma de la película ‘Algo pasa con Mary’ (1998). GTRESONLINE
Peter Farrelly lamenta el incidente ocurrido 20 años atrás y asegura que su intento por ser gracioso le hace ahora sentirse avergonzado

El director Peter Farrelly se encontraba en la cima del mundo el pasado domingo, después de que su última película, Green Book, fuese galardonada con el Globo de Oro como Mejor película de comedia o musical. Sin embargo, la alegría no duró demasiado, porque días después se divulgó un artículo de la revista semanal Newsweek que revelaba una inusual práctica que el cineasta llevaba a cabo frente a varias actrices: enseñar su pene.

De acuerdo con el artículo original, escrito en julio de 1998, el director de Algo pasa con Mary buscaba diferentes maniobras para que ellas cayesen en la trampa de mirar sus genitales. «Puedes pensar que vas a examinar una misteriosa mancha en el torso de Peter, o revisar su nuevo reloj, pero la realidad es mucho más impactante», se lee en la publicación. Una broma a la que en el momento, ni siquiera la propia Cameron Díaz dio mucha importancia. «Cuando un director te muestra su pene la primera vez que lo conoces, tienes que reconocer que es un genio creativo», dijo la actriz entonces a la revista.

Una reacción que repetiría después en The Sunday Times. «Estábamos en un restaurante y Peter Farrelly me mostró su pene. Con eso fue suficiente, la verdad. Obtuvo una respuesta positiva», comentó la intérprete sobre qué la llevó a aceptar el papel en la comedia.

Puede que en el momento la situación fuera graciosa para los protagonistas, pero 20 años después esta práctica, que según el propio Farrelly realizó «más de 500 veces», ha causado una gran indignación. «Es verdad. Era un idiota», ha admitido el cineasta a través de su representante el pasado miércoles, a la revista The Cut, que fue quien resucitó los viejos artículos de 1998. «Lo hice décadas atrás y pensaba que estaba siendo gracioso, pero lo cierto es que ahora me siento avergonzado. Lo siento mucho», ha agregado.

Este gesto no se limitaba a mujeres. Newsweek también cita a Tom Rothman, entonces ejecutivo de la cadena Fox, que también afirmaba haber visto el pene del director. «No fue algo bonito de ver. De hecho, aún me estoy recuperando», bromeó entonces. Cuando el cineasta fue preguntado al respecto, también en 1998, por Nicola Barker en el diario británico The Observer, Farrelly afirmó: «Es una broma. No es que me pase el día agitando mi pene y diciendo: ‘¡Mirad!’ Es un chiste en el que Bob [su hermano] dice: ‘Peter se ha vuelto loco. Se ha comprado un cinturón nuevo por 500 dólares’. A lo que yo respondo: ‘Bob, es una inversión, no es tan grave’. Finalmente, él me dice: ‘Déjame verlo’, tras lo que yo levanto mi camisa y lo enseño ahí colgando».

Peter Farrelly, conocido por películas como Dos tontos muy tontos (1994) y Amor ciego (2001) ganó tres Globos de Oro el domingo pasado, y ha conseguido siete nominaciones a los Critics’s Choice Awards y tres a los SAG Awards gracias a la película Green Book. Las predicciones apuntan a que este filme, protagonizado por Viggo Mortensen y Mahershala Ali, tendrá sendas nominaciones también a los Oscar.

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here