PUERTO PLATA; República Dominicana. – La Fiscalía de esta jurisdicción logró que impusieran un año de prisión preventiva a un hombre y una mujer acusados de explotar sexualmente a niñas y adolescentes que traían desde Haití con la falsa promesa de conseguirles empleo.

La Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente de Puerto Plata impuso la medida de coerción a Akanubo Okon Mkpong y a su hermana Henry Eunide o Henry Amenta, también conocida como Julissa y Élida, ambos imputados por el Ministerio Público de explotación sexual en perjuicio de menores de edad haitianas, de 13, 14 y 16 años. Además, el tribunal declaró el caso complejo, a petición de la Fiscalía.

En la solicitud de medida de coerción, el Ministerio Público establece que Okon Mkpong convencía a las niñas y adolescentes de venir desde Haití hacia la República Dominicana, con la promesa de conseguirles empleo, aun a sabiendas de que ellas no portaban documentación para su ingreso.

Ya en el país, operaba junto a Henry Eunide una casa de citas en el municipio de Sosúa, donde mantenían a varias adolescentes y jóvenes bajo coacción y maltrato físico y verbal para ofertarlas como objetos sexuales, principalmente a extranjeros.

El Ministerio Público ha dado a los hechos la calificación provisional de violación al artículo 396, acápites B, y C, de la Ley 136-03, para Protección de Los Derechos Fundamentales de Niños, Niñas y Adolescentes, que tipifica y sanciona el abuso psicológico y sexual contra un niño, niña o adolescente.

Sus acciones también tipifican como violación a los artículos 1, párrafos A, C, D, E, F y G, y los artículos 2 y 3 de la Ley 137-03, sobre Tráfico Ilícito de Migrantes y Trata de Personas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here