[ad_1]

El 6 de octubre del 2019 los dos principales parti­dos del sistema político na­cional celebraban unas pri­marias simultáneas bajo la organización de la Junta Central Electoral (JCE) y con voto automatizado pa­ra definir quiénes serían sus candidatos para el 2020.

El Partido Revolucionario Moderno (PRM) realizó sus comicios donde solo vota­ron miembros inscritos en su padrón y allí las cosas trans­currieron con cierta tranqui­lidad, entre Hipólito Mejía y Luis Abinader. Fue en el go­bernante Partido de la Libe­ración Dominicana (PLD), donde el enfrentamiento entre Leonel Fernández y Gonzalo Castillo desenca­denaría una crisis institu­cional.

“La Fuerza del Pueblo es ahora mismo el princi­pal partido de oposición del país y eso es gracias a un trabajo sistemático que he­mos venido realizando y ni hablar del liderato que aun imprime el presidente Fer­nández”, explicó Manuel Crespo, delegado político ante la JCE. Crespo agre­gó que actualmente el PLD es un “conjunto vacio”, en búsqueda de más estrate­gias ya que “los que gana­mos elecciones, estamos to­dos de este lado”.

Mientras Danilo Díaz, delegado técnico del PLD en la JCE, indicó que es­te partido fue el principal “beneficiado” de la derro­ta electoral y de la partida de la corriente leonelista ya que le permitió “reconec­tarse” con las bases del par­tido, además de que la re­novación era necesaria, “se fuera o no se fuera”.

[ad_2]

Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here