[ad_1]

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El Episcopado Dominicano rindió este jueves un informe pormenorizado sobre los preparativos que se llevan a cabo con fines de celebrar los 100 años de coronación de Nuestra Señora de La Altagracia.

Monseñor José Dolores Grullón Estrella, obispo de la diócesis de San Juan, y presidente de la Comisión Nacional del Centenario de la Coronación de Nuestra Señora de la Altagracia, ofreció detalles de los trabajos e hizo una especie de recuento de la coronación.

Informó que en  año 1922, un número de 25 personas, tres sacerdotes acompañados por miembros de la más alta representación social de ese tiempo, se formaron como Comisión Nacional Diocesana, por mandado de su Arzobispo Metropolitano, Adolfo Alejandro Nouel y Bobadilla, con el objetivo único de organizar la coronación canónica de Nuestra Señora de la Altagracia.

Indicó que la Madre de la Altagracia quiere y pide un reencuentro con su pueblo, que la devociona, que la hizo su intercesora y protectora, como lo expresara el más ferviente de los altagracianos, Monseñor Nouel en la histórica Misa en la Catedral, el 15 de agosto de 1922, cuando la proclamara con las siguientes palabras: “Virgen Santísima, Madre Nuestra de la Altagracia, Ampara y defiende al católico pueblo dominicano que hoy te proclama su única Reina y Soberana, Ave María”.

El jerarca católico sostuvo que en aquella ocasión el país estaba bajo el yugo Norteamericano y se firmó un mes y días después el pacto Hughes-Peynado, que dos años después, le devolvió su soberanía al pueblo dominicano, con la salida “pura y simple del invasor”.

Grullón Estrella manifestó durante su intervención que la salida de los estadounidenses en 1924 fue visto por muchos fervorosos dominicanos como un milagro de la Virgen de la Altagracia.

Citó que Rosa Duarte, hermana del patricio Juan Pablo Duarte, padre de la Patria, se inspiró en los colores de una medalla de la Virgen de la Altagracia que su madre pusiera en su cuello en los momentos difíciles que dieron vida a la nacionalidad, para diseñar esos colores de la bandera tricolor.

Recordó que otro de los grandes protectores del culto a la Madre de la Altagracia, el señor Don Alejandro Grullón, es el más aplicado de todos los devotos de la Virgen de este tiempo de contemporaneidad.

El encuentro por conmemoración de los 100 de la coronación de Nuestra Señora de La Altagracia será memorable por toda la vida debido a la firma de un convenio con el Sistema Cooperativo Nacional, bajo las firmas de monseñor Grullón Estrella, y del presidente del Consejo Nacional de Cooperativas (Conacoop), Jorge Eligio Méndez, bajo la presencia de los presentes.

Citó que  una imagen de Nuestra Señora de la Altagracia irá a colgar de un lugar especial, “cual sea, de sus casas, oficinas o salones institucionales; pero lo más importante es que con ella, tenemos la oportunidad de llevarla hasta nuestros amigos y relacionados, cuanto más podamos mejor. Ojalá podamos lograr llevar la imagen de la Madre de la Altagracia, a cada hogar dominicano que sienta la devoción por Nuestra Madre Protectora”, sostuvo.

Destacó que el 15 de agosto de 1922, el pueblo dominicano, como regalo a “tan excelsa Madre, se despojó de todo tipo de prendas preciosas, he hizo aportes de todo tipo para construirle un templo a la Virgen que sirviera de casa de refugio y oración de sus hijos necesitados o gratificados por algún favor recibido. Así se construyó su templo en la zona Colonial, santuario de la Altagracia, el que fuera inaugurado el 17 de agosto de 1922”.

En el encuentro participaron diferentes personalidades, tales como el fundador del Grupo PuntaCana, Frank Rainieri; el presidente del Tribunal Constitucional, Milton Ray Guevara, el director general de El Nuevo Diario, Persio Maldonado Sánchez, entre otras figuras.



[ad_2]

Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here