[ad_1]

La Policía Nacional ha detenido en Madrid al actual líder de la organización de extrema derecha Bastión Frontal por propinarle una brutal paliza a un compañero de la misma agrupación, que tuvo que ser hospitalizado de urgencia y está esperando a ser operado, según ha informado este viernes el Ministerio del Interior en un comunicado. El arrestado, acusado de un delito de lesiones, con el agravante de alevosía, ha ingresado en prisión por orden del Juzgado de Instrucción número 8 de Madrid. Además, los agentes han arrestado a otro individuo e investigan la implicación de un tercero.

Según el comunicado policial, el líder de la organización le causó presuntamente las lesiones a su víctima el pasado sábado, día 15, en Valencia, durante unas jornadas del colectivo. Entre otras lesiones, el herido sufrió una fractura de mandíbula, resultado de una agresión acometida por la espalda, que le hizo perder el conocimiento en ese momento y que anuló cualquier posibilidad de defensa. La operación ha sido desarrollada por la Comisaría General de Información y las Brigadas Provinciales de Información de Madrid y Valencia.

El arresto se ha producido este jueves en el madrileño barrio de Villaverde. La detención del segundo individuo, investigado por impedir que otras personas pudieran socorrer al agredido, según muestran las grabaciones a las que tuvieron acceso los investigadores, tuvo lugar en Valencia. El tercer implicado está siendo investigado por los mismos hechos.

Bastión Frontal es una organización política juvenil de extrema derecha nacida durante la pandemia en el barrio madrileño de San Blas que, desde entonces, ha liderado varios episodios de xenofobia. La propia Policía destaca las protestas del pasado mayo frente a la Embajada de Marruecos en Madrid, que ocasionaron diversos incidentes con las autoridades y le valieron a una de sus líderes, María Isabel Peralta Medina, una denuncia de la Fiscalía por presunto delito de odio.

No son, sin embargo, los únicos enfrentamientos que han protagonizado. El ministerio público ya había presentado anteriormente una denuncia contra el colectivo en febrero de 2021 por otro delito de odio, acusado de difundir informaciones falsas sobre migrantes menores de edad y lanzar continuamente mensajes xenófobos en sus redes sociales. Además de los comentarios racistas, la Fiscalía madrileña recopiló en aquella ocasión toda una batería de mensajes homófobos y negacionistas del holocausto que la agrupación había difundido.

Entre los episodios homófobos se encuentra la manifestación el pasado septiembre de varios colectivos de ultraderecha, entre los que se encontraba Bastión Frontal, en el barrio de Chueca, en Madrid. En él se coreó, entre otros lemas, “fuera maricas de nuestros barrios”. Sin embargo, uno de los desencuentros más sonados se produjo en abril del año pasado, cuando cuatro miembros de la organización comenzaron a gritar consignas contra Pablo Iglesias, que se acababa de reunir con una asociación de vecinos en Coslada. A su salida del encuentro y tras ser informado de la situación, el exlíder de Podemos se encaró con ellos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

Actualmente, la cuenta de Twitter de la organización se encuentra suspendida por no cumplir las normas de seguridad de la red social, que prohíben los comportamientos que incitan al odio y fomentan la violencia contra otras personas.



[ad_2]

Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here