Legisladores de los partidos Revolucionario Dominicano (PRD), de la Fuerza del Pueblo (FP), del Liberal Reformista (PLR) y de la Liberación Dominicana (PLD) consideraron que el desmonte al subsidio de la tarifa eléctrica es una reforma fiscal disfrazada y solicitaron no cargar más a las clases media y baja, que enfrentan una situación económica crítica.

Así lo expresaron al ser entrevistados, por separado, sobre el tema los congresistas Fior Daliza Peguero, Félix Bautista, Aida López y Carlos Sánchez.

Peguero, vocera del bloque de diputados del PRD, cree injusto que los que menos recursos económicos tienen sean los más afectados con esa medida, debido a que considera que los grandes empresarios, que son los que mas energía eléctrica consumen, tendrán aumentos menores de la tarifa por ese servicio.

“Es una reforma disfrazada y como siempre sacrificando a los que menos pueden. Debemos de comenzar de arriba para abajo, no de abajo para arriba”, en referencia a los ricos versus pobres.

Sugirió al Gobierno disponer un aumento del Bono Luz, a través de la tarjeta de Solidaridad.

En tanto que el senador de la Fuerza del Pueblo, Félix Bautista, dijo que coincide con la posición del equipo del área de energía eléctrica de su partido, en el sentido de que las autoridades deben posponer para más adelante el desmonte de ese subsidio.

“Aumentar la tarifa eléctrica en la República Dominicana es una reforma tributaria indirecta y así como el presidente (Luis Abinader) tuvo la certeza de posponer la reforma fiscal debe también posponer ese aumento de la tarifa eléctrica porque los hogares dominicanos no aguantan más el costo de la vida”, analizó el senador por San Juan.

La diputada del PRL, Aida López, manifestó que esa es una medida “odiosa” para la población porque es “como si fuese una reforma fiscal enmascarada”.

Favoreció que sean corregidos problemas históricos existentes, como por ejemplo que se evite que miles de personas no paguen por el servicio de energía eléctrica y también, eliminar los subsidios que asegura tienen grandes empresas.

Puso como ejemplo, el Consorcio Energético Punta Cana – Macao, S.A (CEPM), empresa privada que genera, transmite, distribuye y comercializa energía eléctrica en Punta Cana-Bávaro y Bayahibe, donde “nadie se roba un cc de luz”.

“Entonces, por ahí es que tiene que empezar el Gobierno”, analizó.

Mientras que el diputado peledeísta Carlos Sánchez consideró que con esa medida el Gobierno, que encabeza el presidente Luis Abinader, está dando “un golpe planificado y contundente a la masa pobre”.

Asimismo, la senadora perremeísta Melania Salvador dijo que espera que el desmonte del subsidio eléctrico sea postergado porque afecta a los sectores que menos recursos económicos tienen.

En el caso del vocero del bloque de diputados del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), Ramón Alfonso Genao Lanza, este consideró que las autoridades debieron socializar con más tiempo la medida.

Al respecto, el diputado perremeísta Ignacio Aracena desmintió que el desmonte del subsidio eléctrico sea una reforma fiscal disfrazada y recordó que es un compromiso asumido en el pacto fiscal suscrito.

Llamó a la ciudadanía a no tener miedo debido a que el desmonte se realizará de forma gradual y no drástica.

“Hacemos un llamado a la sociedad dominicana porque el sector eléctrico tiene mucho déficit. El Gobierno necesita real y efectivamente dar el servicio (de energía eléctrica) pero también necesita que nosotros hagamos nuestro sacrificio, hagamos nuestro aporte”, reflexionó.

La aplicación del primer desmonte del subsidio a la tarifa eléctrica se iniciará este lunes y provocará un aumento en el precio del servicio que pagan los clientes residenciales de las empresas distribuidoras (EDE) de hasta RD$53.89, en promedio, dependiendo el nivel de consumo.



Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here