El ministro de Defensa venezolano Vladimir Padrino López, este jueves en Caracas. AFP
El ministro de Defensa venezolano Vladimir Padrino López, este jueves en Caracas. AFP
La Fuerza Armada Nacional Bolivariana denuncia el «golpe de Estado» y considera a Juan Guaidó «al margen de la ley»

El chavismo asiste en Venezuela a un desafío inesperado, tan inesperado que hasta ayer no se hicieron públicos los importantes apoyos con los que todavía cuenta el Gobierno bolivariano, mientras que la oposición llevaba ya casi veinticuatro horas recibiendo el visto bueno internacional a la autoproclamación como presidente interino de Juan Guaidó, el dirigente de la Asamblea Nacional. Pero el apoyo fundamental para ambos contendientes es el del Ejército, y su plana mayor se mostró unida en torno a Nicolás Maduro. «Seguiré gobernando hasta 2025 con valentía y coraje y el apoyo cívico-militar del pueblo», declaró el mandatario durante la apertura del año judicial en el Tribunal Supremo una vez quedó claro el respaldo de los militares.

«La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) no aceptará jamás a un presidente impuesto a la sombra de oscuros intereses ni autoproclamado al margen de la ley». El ministro de Defensa, el general Vladimir Padrino, expresaba en un comunicado el sentir de los militares en un acto solemne en la sede del ministerio, en el que estuvo arropado por el Estado Mayor de la FANB. Horas antes, los generales encargados de la defensa de las diferentes regiones de Venezuela habían ratificado su apoyo a Nicolás Maduro. El respaldo de la FANB «es indefectible e inexorable», dijo Padrino.

La presencia del Ejército en el Gobierno venezolano es notable, alcanza el 26,4%, según la ONG Control Ciudadano. Nueve de los 32 ministros son militares y están en carteras como Defensa, Interior, Agricultura, o en la petrolera PDVSA. El presidente considera a la FANB la «columna vertebral» del país. Por eso, Guaidó llevaba tres semanas intentando conquistarlos, con mensajes en los que les aseguraba una transición democrática y una amnistía en caso de que la ofensiva opositora tuviera éxito. El pasado lunes, 27 militares se sublevaron en un barrio de Caracas y consiguieron un espontáneo apoyo de los vecinos pero fueron reducidos en pocas horas. Una efímera alegría para la oposición, que ayer no obtuvo el deseado apoyo castrense.

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here