Una buena merluza en salsa de zanahoria es el tipo de plato de los de la abuela que no podemos dejar de probar una y otra vez. Por un lado, tenemos un pescado blanco que hará realidad nuestros sueños más profundos. Sin apenas espinas, podremos comprarlo fresco o congelado, estará igual de delicioso en todos los sentidos. Además de esta exquisita merluza, disfrutaremos del dulzor y el color de la zanahoria. La protagonista de una salsa de esas que impresionan y que no podemos dejar escapar, mojar pan será un auténtico placer en ella. Atrévete a probar la mejor merluza en salsa de zanahoria casera, está deliciosa.

Ingredientes:

  • 800 gramos de merluza en troncos
  • 200 gramos de zanahoria
  • 1 cebolleta
  • 2 dientes de ajo
  • 3 tomates
  • 200 ml de fumet de pescado
  • 160 ml de vino blanco
  • 1 cucharada de harina de trigo
  • Aceite de oliva
  • 1 hoja de laurel
  • Sal
  • Perejil
  • Cómo preparar los troncos de merluza con salsa de zanahoria:

    1. Picar la cebolleta y el ajo en brunoise.
    2. Pelar y cortar las zanahorias en rodajas.
    3. Cortar el perejil muy finamente.
    4. Pelar los tomates y cortarlos en tacos.
    5. En una cazuela poner aceite y calentar.
    6. Incorporar la cebolleta y el ajo y saltear durante dos minutos. Se trata de que cojan un leve color dorado.
    7. Añadir las zanahorias y el tomate, y dejar cocer durante 10 minutos.
    8. Cuando haya pasado el tiempo, echar la cucharada de harina y remover para integrar.
    9. Ir añadiendo el fumet y el vino, remover para que no queden grumos.
    10. Agregar la hoja de laurel, el perejil y la sal. Si el azúcar da demasiado toque ácido, añadir una pizca de azúcar.
    11. Colocar los troncos de merluza en la cazuela, y cocer a fuego bajo durante 15 minutos.
    12. Rectificar de sal si fuese necesario y añadir pimienta negra recién molida.Troncos de merluza con salsa de zanahoria

    Puedes acompañar los troncos de merluza con salsa de zanahoria con un puré de patatas o arroz blanco servidos aparte, y también con un buen pan para remojar la salsa, que queda estupenda. Sirve bien caliente este plato, que a todos tus comensales les encantará, incluidos los niños, ya que no es una receta con sabores fuertes. Al contrario, se aprecia más la delicadeza de la merluza.

    Prepara el pan y una buena botella de vino blanco nacional, esta merluza merece la pena que se disfrute en estado puro. El resultado es un pescado que parece sacado de un restaurante, ideal para una cena romántica o con amigos.



    Source link

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here