[ad_1]

Un grupo de migrantes fueron abandonados en un tráiler en Monclova, Coahuila.
Un grupo de migrantes fueron abandonados en un tráiler en Monclova, Coahuila.Instituto Nacional de Migración

Las escenas más crudas de la migración en México no suelen suceder a la vista. Ocurren a diario, pero de forma subterránea: ocultas en el interior de largos tráileres que transportan personas en condiciones infrahumanas; en la oscuridad de la noche; la inmensidad del desierto o la frondosidad de los bosques y montes. Cada cierto tiempo, alguna historia sale a la luz para recordar la realidad del horror cotidiano a la que se enfrentan miles de personas en su viaje por el territorio mexicano. Este domingo, una mujer nicaragüense embarazada ha muerto encerrada en el interior de la caja de un camión que había sido abandonado en Monclova, una ciudad de Coahuila a menos de 300 kilómetros de la frontera con Estados Unidos, de acuerdo con un comunicado del Instituto Nacional de Migración (INM).

La mujer viajaba junto a otras 250 personas —según estimaciones del subsecretario de Seguridad, Ricardo Mejía Berdeja—, en la caja de un camión frigorífico con el sistema de refrigeración estropeado. Hacinadas sin agua ni ventilación y a una sensación térmica de 40 grados centígrados, según el INM. Los coyotes abandonaron el tráiler por motivos hasta ahora desconocidos y dejaron a su suerte a los migrantes, en su mayoría nicaragüenses, hondureños y guatemaltecos, entre los que se contaban siete niños. La mujer ha fallecido en el hospital “con un embarazo al que se diagnosticó muerte fetal”, de acuerdo con el parte médico citado por el INM. La causa de la muerte ha sido síndrome de disfunción multiórganica, una afección a menudo causada por una infección mal curada. Otras 14 personas se hallan hospitalizadas, la mayoría por deshidratación severa.

La mayoría de personas, unas 160 según Mejía Berdeja, escaparon como pudieron antes de ser arrestados por los agentes de migración. El INM ha detenido a 64 migrantes, cuyo paradero actual no ha trascendido. La institución ha asegurado que entregará tarjetas de visitante “por razones humanitarias a todas las personas rescatadas”. En el comunicado, también se afirma que “apoyará y brindará auxilio humanitario a quienes salieron de la caja del tráiler y se dispersaron en el territorio”, aunque no ha precisado cómo piensa llevar a cabo esa medida. Además, ha señalado que cubrirá los gastos funerarios y la repatriación del cadáver de la mujer fallecida.

En el operativo participaron agentes de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Guardia Nacional, la Fiscalía General de la República y miembros del Gobierno de Coahuila, la policía civil del Estado, la municipal de Monclova y la Cruz Roja Mexicana, según el comunicado. El conductor del vehículo ha sido detenido y se encuentra a disposición de la Fiscalía. De las personas atendidas, la mayoría (47) proceden de Nicaragua, un país cuyo aporte a los flujos migratorios cada vez es mayor, como fruto de la consolidación del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, la pareja que se ha enrocado en el poder con medidas dictatoriales que han provocado un exilio masivo y una pobreza al alza. El resto de personas proceden de Honduras, Guatemala y Cuba.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, preguntado por la tragedia en su conferencia mañanera diaria de prensa este lunes, se ha limitado a señalar que se trata de “una situación muy delicada”. El mandatario ha titubeado en su respuesta y finalmente le ha pasado la batuta a Mejía Berdeja: “Parece que sí hay una señora fallecida o un bebé. Se rescató como a 50 o 60 [personas], pero los vecinos hablan de que se dispersaron sin más”. “Se presume que iban… ¿traes el informe?”, ha preguntado al subsecretario de Seguridad, que un instante después tomaba el micrófono mientras el dirigente hacía a un lado.

La última tragedia a bordo de un tráiler hacinado hasta la extenuación llega apenas tres meses después de que 55 migrantes murieran y 105 resultaran heridos al volcar un camión en Chiapas que los transportaba en su caja. En octubre otras 652 personas fueron localizadas en Tamaulipas en tres vehículos distintos sin ventilación. 195 centroamericanos aparecieron hacinados sin agua ni comida en un hotel de Nuevo León. A finales también de octubre, la Guardia Nacional disparó contra una furgoneta en la que viajaban 13 personas procedentes de Cuba, Haití, Brasil y Ghana, y mató a dos cubanos.

La fuerte persecución a las caravanas migratorias, una alternativa que nació con la intención de buscar viajes más seguros para los migrantes que trataban de llegar a Estados Unidos, ha provocado que muchas personas se vuelvan a arriesgar con coyotes y traficantes de humanos para cruzar México. En el camino, además de a la violencia, violaciones e intentos de secuestro de grupos criminales, se enfrentan a la persecución policial y la amenaza constante de ser deportados o encerrados. Solo entre enero y septiembre de 2021 más de 190.000 personas sin papeles fueron detectadas en el país y unos 74.300 han sido deportados, el triple que en 2020, según cifras oficiales citadas por la agencia AFP.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

[ad_2]

Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here