Foto | fuente externa
Foto | fuente externa

Noche de paz , el villancico más conocido en el mundo, traducido a más de 300 idiomas y que año con año se reproduce en iglesias, fiestas, hogares, festivales, conciertos y cuanta celebración haya en diciembre, nació en Austria, en 1816. Este año se cumplen 200 años desde que se crearon la letra y la música de uno de los temas más icónicos del repertorio navideño.

La lírica de Stille nacht, heilige nacht (su título original) fue obra del sacerdote austriaco Joseph Mohr, quien también era un artista reconocido en la época. Mohr era el pastor de la iglesia San Nicolás (Nikolauskirche) de la localidad de Oberndorf, Austria.

Una de las leyendas asegura que la creación fue algo accidental. Se dice que el órgano de la pequeña parroquia estaba dañado y no se podía usar para las misas navideñas.
Mohr, al ver que sus feligreses no tendrían nada para acompañar sus cánticos, ideó una nueva canción para las alabanzas durante la “misa de gallo”.

Para la composición de la música, el sacerdote pidió la ayuda de Franz Gruber, un maestro de la escuela local. La petición del clérigo era que la melodía se ajustara para dos voces (tenor y bajo), acompañadas solamente por una guitarra.

Otra de las aristas importantes en su historia es que, de acuerdo con la Stille Nacht Gesellschaft (Sociedad Noche de Paz) de Salzburgo, la pieza fue creada en tiempos muy difíciles y ayudó a los fieles a encontrar algo de tranquilidad en sus preocupaciones.

“Las guerras napoleónicas (1792-1815), que causaron gran sufrimiento, habían llegado a su fin. Con el Congreso de Viena había nuevas fronteras y un nuevo orden para Europa (…). La localidad de Oberndorf estaba separada de la ciudad, el transporte de sal se vio afectado y con ello, la economía local también (…), hubo una alta tasa de desempleo y el futuro era inseguro. Fue durante estos tiempos difíciles que el cura Mohr (testigo de los acontecimientos) ideó la pieza. Así, el cuarto versículo de Noche de paz adquiere un significado especial: su texto expresa un gran anhelo de paz y consuelo”, explica la sociedad en su página web oficial.

La canción se hizo para conmemorar el nacimiento de Jesús, pero se convirtió en un cántico apaciguador para los europeos.

Sin embargo –y sin registro del por qué– Noche de paz no se interpretó de manera oficial hasta la Navidad de 1818.

La primera vez que se cantó el villancico fue el 24 de diciembre de ese año y, según el propio Gruber, la pieza fue recibida con la aprobación general de todos los que asistieron a la misa en la iglesia de San Nicolás, que principalmente eran trabajadores del transporte marítimo, constructores de barcos y sus familias), según confirma la Sociedad Noche de Paz.

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here