Desplantes de Trump a Melania. Foto | fuente externa
Desplantes de Trump a Melania. Foto | fuente externa

Melania Trump niega que existan problemas en su matrimonio con el presidente de los EE UU, pero lo cierto es que los desplantes públicos de Donald Trump han sido numerosos. El último fue salir de la Casa Blanca camino del helicóptero que había de llevarles a Georgia y Florida; Trump se acercó a los medios dejando a su esposa, Melania, fuera del cobijo de su paraguas y a merced de la lluvia.

Por supuesto, este tipo de comportamientos no es nuevo en el magnate. Al margen de los escándalos sexuales que rodean a la figura del Presidente de Estados Unidos, la pareja ya ha protagonizado una larga lista de momentos tensos en público, algo que, por otra parte, ha generado poderosos rumores acerca de la naturaleza y el funcionamiento del matrimonio Trump.

Empezando en los primeros días del mandato de Trump, fue muy sonado el momento en el que el presidente, al llegar a la casa blanca, se baja del coche y se apresura a saludar a los Obama, dejando atrás a su mujer como si esta no existiera. Ante esto, el matrimonio Obama tuvo el gesto de acercarse a Melania para hacerla parte de la escena, con Michelle cogiéndola del brazo y acompañándola en la puerta.

En febrero de 2017, el magnate protagonizó otro gesto en apariencia despreciativo hacia su pareja. Al llegar a Florida, Melania toma de la mano a su marido, sólo para que este le de un par de palmaditas y la suelte inmediatamente.

Otro momento tenso de la pareja fue cuando en septiembre de 2017 Melania presentó el discurso de Trump en la base aérea Joint Andrews, en Maryland. Al tomar el estrado, el presidente saludó a su mujer con un frío apreton de manos y con un leve gesto la dirigió hacia los asientos, diciéndole «ve a sentarte, cariño».

No obstante, lo cierto es que Melania también tiene gestos parecidos para su esposo, como cuando esquivó su mano en Roma, en mayo de 2017, o se la apartó de un manotazo en Israel.

Todos estos desplantes mutuos, que tanto contrastan con la imagen pública de los Obama, son la fuente de numerosas conjeturas que aventuran, incluso, que la pareja presidencial podría estar próxima al divorcio, pese a que estos lo niegan. En cualquier caso, parecen alimentar la imagen pública de persona despótica, machista y dominante que Donald Trump se ha labrado a lo largo de su vida pública.

 

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here