[ad_1]

Actualizado

El ex presidente del Gobierno espaol acude a la llamada de Maduro para convertirse en la gran estrella internacional de las elecciones

E. M.
E. M.

Jos Luis Rodrguez Zapatero lo ha vuelto a hacer. El ex presidente del Gobierno espaol acudi a la llamada de Nicols Maduro para convertirse en la gran estrella internacional de la revolucin bolivariana y las elecciones regionales que se disputan hoy en Venezuela. «Yo deseo que el dilogo se recupere tras las elecciones. La democracia es un dilogo continuo», subray durante la rueda de prensa retransmitida por la televisin oficialista. Tambin destac que las elecciones de hoy son consecuencia de ese mismo dilogo.

Zapatero se refiere a las negociaciones en Mxico entre gobierno y oposicin con el auspicio de Noruega, suspendidas en octubre por Maduro como venganza tras la extradicin de Alex Saab a EEUU. El magnate colombiano y falso diplomtico chavista est acusado por conspiracin para lavar dinero obtenido de la corrupcin venezolana, desde su privilegiada posicin como contratista favorito de Maduro y principal operador financiero internacional de la revolucin. Las investigaciones de la Fiscala venezolana tambin le sealan como principal testaferro del propio Maduro.

«Estas elecciones marcan un punto de reencuentro. Queda mucho camino por recorrer, pero la direccin es la adecuada: dilogo, paz, respeto y entendimiento. A Venezuela debemos ayudarla desde el respeto«, sostuvo el ex lder del PSOE, quien tambin apoy con su presencia y sus declaraciones los anteriores procesos electorales: en 2017 las votaciones para la Constituyente (en las que se introdujeron un milln de votos falsos en las urnas ante la elevadsima abstencin), en 2018 las presidenciales (no reconocidas por las democracias occidentales y la mayora de los pases de la regin) y en 2020 las parlamentarias (con la abstencin de la oposicin real).

En Venezuela hoy la revolucin mantiene a 251 presos polticos en sus mazmorras, mientras el Tribunal Penal Internacional ha comenzado una investigacin por delitos de lesa humanidad (ejecuciones, torturas, violaciones sexuales, desapariciones y detenciones arbitrarias) que apuntan a sus principales mandos, incluidos Maduro y sus generales ms cercanos.

Apoyando de forma firme la lnea poltica de Caracas, Zapatero insisti en que «descreo de las sanciones», pese a que en el pasado las vinculaba con Donald Trump, as como las incomprensiones que arrastra la revolucin.

El ex jefe del Gobierno espaol es la principal voz en defensa de Maduro que hoy se levanta en Europa. Adems se ha erigido en su principal soporte para el blanqueo del chavismo en el seno del Grupo de Puebla, que agrupa a dirigentes izquierdistas, populistas y revolucionarios del continente.

El «presidente pueblo», como le llama la propaganda, dispens un trato especial a su invitado de lujo, en el que no faltaron abrazos y conexiones televisivas. «Conversamos sobre el proceso de dilogo, entendimiento y estabilidad en Venezuela. Agradecemos su contribucin con la paz de nuestro pueblo«, destac el mandatario, que cuenta con un grupo de «veedores» afines que sirvan como contrapeso a los observadores europeos y de la ONU.

«No nos importa lo que diga la UE, hay otros observadores», desvel Diosdado Cabello, nmero dos de la revolucin, quien se encarg de explicar los motivos de la presencia de Zapatero, junto a Jos Manuel Monedero, fundador de Podemos, y Manu Pineda, eurodiputado de Podemos, que lleva dos semanas pasendose entre Cuba y Venezuela a la sombra del presidente Miguel Daz-Canel, con reunin incluida con Ral Castro.

Sabedor de que el informe europeo airear las mltiples inconsistencias del proceso electoral, Maduro amenaz anoche a sus componentes con una «respuesta contundente». «Se bajan de esa nube y se ponen humilditos, con esos viejos complejos colonialistas, con los que pretenden humillar a los pases», pontific el «hijo de Chvez», correspondido con los aplausos de sus incondicionales internacionales, que adems de los espaoles tambin rene a la ex senadora colombiana Piedad Crdoba y a delegaciones iranes y turcas.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más



[ad_2]

Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here